cero-en-conducta_tachado-final_1260-x-600

Durante el año 2016, con el apoyo de la Iniciativa Bicentenario Juan Gómez Millas de la Universidad de Chile, comienza a implementarse “Cero en conducta”, un proyecto del Instituto de la Comunicación e Imagen que busca incidir en el debate y el desarrollo del creciente interés actual por introducir el cine en las escuelas chilenas. Este proyecto representa la continuidad del Seminario Internacional “El cine es escuela” que el mismo Instituto realizó en el 2014.

Motivados por la enorme responsabilidad de esta tarea, un grupo de graduados, profesores, estudiantes de Magíster en cine documental, funcionarios del ICEI, junto a académicos del DEP (Departamento de Estudios Pedagógicos) todos de la Universidad de Chile, más académicos de la UMCE y de la Universidad de Valparaíso, conformaron el equipo que puso en marcha el proyecto “Cero en conducta”, al que luego se sumó la Universidad de Aysén. Esta primera fase, constó de dos líneas principales de acción:  por un lado, la realización de talleres de cine en colegios, como un primer acercamiento, reflexivo y experimental, y por otro, y no menos importante, el desarrollo de una investigación de las diferentes iniciativas que se han estado levantando desde diversos grupos e instituciones en esta materia.

Nicolás Guzmán, Constanza Contreras, Paola Campos, Bernardita Olmedo, Daniel Cruz, Daniela Savrovsky e  Ignacio Agüero, fueron los encargados de realizar los cinco primeros talleres de cine en colegios de diferentes regiones de Chile, al alero de “Cero en conducta”.  La investigación, está a cargo de las talleristas recién mencionadas, Bernardita y Paola, quienes son además estudiantes del Magíster en Cine Documental.

Con el espíritu de explorar, y de aprender más que enseñar, los talleristas diseñaron su propia manera de enfrentar esta experiencia. Las sesiones de cada uno de los talleres  fueron registradas con el fin de poder evaluar este primer acercamiento y obtener algunas luces sobre la desafiante tarea de transmitir el arte del cine en el contexto de la escuela.

cero-en-conducta1

Quienes han decidido aventurarse en esto, se encuentran en un proceso constante de intentar descubrir y explorar, desde la creación o la investigación, el arte del cine. En este trayecto, que es más bien una búsqueda, en la oscuridad, van apareciendo pistas, algunas luces: una película, un buen profesor, una persona que sabe, una frase, un libro, otra película, un autor, una experiencia. Elementos que van revelando dentro de cada uno lo que el cine es.

El buen cine opera de maneras subterráneas. Intentar entenderlo, explicarlo, enseñarlo, nos puede llevar siempre a un peligroso reduccionismo. Entonces ¿Cómo enseñar cine, más allá de los roles del oficio, del “lenguaje cinematográfico”, que es lo que tradicionalmente se enseña del cine, pero que no alcanza para dar cuenta siquiera de la superficie?

La galaxia del cine es tan vasta y recóndita, y las maneras de entrar en ella son tantas, que quizás lo más sensato sea ambicionar a despertar el genuino interés y la motivación para que los estudiantes quieran explorar su propio camino en ella.

En “Cero en conducta” trabajamos para generar instancias y abrir espacios que  nos permitan, desde una postura responsable y reflexiva, ser un puente para  que el arte del cine entre en la vida de las personas que son los estudiantes,  y si las condiciones nos son favorables, acompañarlos en el camino.


Texto: Naomi Orellana

Fotografía: Fotograma de la película “Cero en conducta” de Jean Vigo (1933)